Guía para fabricar vuestro propio muñeco Yarny

Lo mejor de haber anunciado Unravel al mundo es todas las muestras de cariño que habéis mostrado por Yarny de mil y una formas, desde palabras amables hasta increíbles dibujos. Estamos muy contentos, jamás nos lo habríamos imaginado, nos ha pillado por sorpresa.

 

 

Nos habéis preguntado en numerosas ocasiones por los muñecos Yarny y os he prometido crear una guía para que veáis cómo fabricamos el Yarny original. ¡Pues aquí la tenéis! Es un poco larga, pero quería hacerla lo más detallada posible para que también vosotros podáis haceros uno. Por favor, no dejéis de mandarnos imágenes de vuestros muñecos Yarny a Twitter (@Unravel_Game).

Herramientas y materiales

Make-Your-Own-Yarny-Guide-1

 

Antes de hacer nada, reunid las herramientas y materiales que se necesitan para crear a Yarny. A saber:

  • Lana roja, claro está. Cuanto más gordita y mullida, mejor.
  • Lana blanca para los ojos.
  • Alambre para hacer el esqueleto. Hice el del Yarny original con alambre que arranqué del cable de un ancla oxidada. Me resultó muy complicado moldearlo (y no era fácil cambiarlo de postura), por eso hice después otro Yarny con uno de mejor calidad llamado alambre de armazón. Se utiliza para hacer modelos, es tan maleable que apenas se necesitan herramientas para darle forma y, aunque lo dobles mil veces, no se rompe. Podéis encargarlo online o comprarlo en una tienda de manualidades.
  • Si tenéis un alambre de armazón de calidad apenas necesitaréis los alicates, pero es mejor tenerlos por si acaso.
  • Unas tijeras tampoco vienen mal.
  • Lo mejor para remeter los cabos de lana es un clip. Con el Yarny original yo usé un trozo de alambre, también podría serviros.

Una buena referencia

Make-Your-Own-Yarny-Guide-2

 

Conviene tener algún tipo de referencia. Yo usé el Yarny original como modelo, pero también podéis hacer un boceto o imprimirlo. El Yarny original mide algo menos de 22 cm.

Una buena ubicación

Make-Your-Own-Yarny-Guide-3

 

Ahora que ya tenéis todo lo necesario, buscad un lugar adecuado de trabajo. Cada uno sabe qué le funciona mejor. En mi caso, es la naturaleza. Cuando creé mi primer Yarny estaba en medio del bosque y he mantenido la tradición en la creación de esta guía. He caminado por el río que pasa junto a la oficina de Coldwood hasta encontrar una superficie adecuadamente plana (en este caso, una roca).

¡Estamos listos para empezar!

Paso 1: moldear el esqueleto de alambre

Make-Your-Own-Yarny-Guide-4
Make-Your-Own-Yarny-Guide-5

 

Primero construimos un esqueleto flexible de alambre. Podríais hacerlo de mil formas, pero lo que yo hice es unir tres piezas separadas: las piernas y el tronco por un lado, los brazos por otro y, por último, la cabeza. Empezaré por las piernas y el tronco. Cortamos un trozo de alambre que tenga el doble de la longitud de las dos piernas y lo moldeamos. Hacemos unos dobleces para los pies. Retorcemos el alambre para reforzar el esqueleto, por eso lo hemos cortado tan largo. Si el alambre es de buena calidad, será muy fácil trabajarlo aunque no tengáis alicates.

Paso 2: los brazos

Make-Your-Own-Yarny-Guide-6
Make-Your-Own-Yarny-Guide-7
Make-Your-Own-Yarny-Guide-8
Make-Your-Own-Yarny-Guide-9

 

Hacemos los brazos de la misma forma que hemos hecho la primera pieza. Tomamos el doble del alambre necesario, hacemos dobleces para las manos y retorcemos el alambre para reforzarlo. Unimos los brazos al tronco con otro trozo de alambre. Es más fácil si usáis un trozo largo y cortáis el sobrante después.

Paso 3: la cabeza

Make-Your-Own-Yarny-Guide-10
Make-Your-Own-Yarny-Guide-11

 

Para hacer la cabeza tomamos otro trozo de alambre. Intentaremos que la forma se parezca lo más posible a la silueta final, pero sin hacerla demasiado grande, ya nos encargaremos de agrandarla al enrollar la lana. Es mejor exagerar las puntas de las orejas, alargarlas un poco, porque si no desaparecerán entre la lana. Dejamos un sobrante bastante largo que enrollaremos en la estructura del cuerpo para unir la cabeza.

Paso 4: estabilizar el cuerpo

Make-Your-Own-Yarny-Guide-12

 

Tomamos otro trozo de alambre y lo usamos para estabilizar el cuerpo. De lo contrario, Yarny sería demasiado endeble. Podemos enrollar un poco más de alambre a la altura de la cadera, así será más fácil doblar las piernas después.

Paso 5: estabilizar la cabeza

Make-Your-Own-Yarny-Guide-13

 

Repetimos el mismo proceso para la cabeza. El alambre estabilizador perfilará mejor la forma de la cabeza y será más fácil enrollar la lana después.

Paso 6: enrollar la lana de las piernas

Make-Your-Own-Yarny-Guide-14
Make-Your-Own-Yarny-Guide-15
Make-Your-Own-Yarny-Guide-16

 

¡Ya tenemos el esqueleto, vamos con la lana! Empezamos por los pies y vamos enrollando. Para enganchar la lana, la ponemos en su sitio y enrollamos un par de vueltas de lana. Los pies son más complicados, pero tienen truco: ponemos un trozo de lana que cubra el alambre, lo sujetamos, enrollamos lana y ya no se moverá. Si os equivocáis, podéis desenrollar y empezar de nuevo. Podéis moldear las piernas enrollando más vueltas en los muslos o en los pies, dejando las rodillas más delgadas.

Paso 7: enrollar el tronco

Make-Your-Own-Yarny-Guide-17

 

Una vez terminadas las piernas pasamos a enrollar el tronco. Hay que moldearlo un poco: el pecho y los hombros más estrechos, la cadera más ancha. Podemos hacerle una "camiseta" larga que vaya más abajo de las caderas, queda muy bien, pero debéis dejar las vueltas de lana un poco sueltas para poder doblarle las piernas. No seáis demasiado metódicos al enrollar, queda mejor con vueltas asimétricas. Si veis que queda demasiado grueso en alguna parte podéis desenrollar y rehacer, o bien podéis dar unas vueltas más apretadas para afinar esa zona.

Paso 8: enrollar los brazos

 

Pasamos a los brazos Más de lo mismo: vamos moldeando con más lana por los hombros y las manos y dejamos los codos más finos. Finos, sí, pero con suficiente lana como para ocultar el alambre. Al igual que pasa con los pies, las manos tienen su truco, podéis usar el mismo procedimiento para cubrir el alambre.

Paso 9: enrollar la cabeza

 

La cabeza es la que presenta mayor complicación... o no, si no escatimasteis alambre cuando creasteis el esqueleto. El truco para una cabeza perfecta es ir enrollando lana de forma caótica en lugar de ir dando vueltas simétricas. La cabeza debe tener una forma suave y ascendente, con unas orejas lo más puntiagudas posible. No es necesario ir dando vueltas siempre en el mismo sentido. Si tenéis que cambiar de dirección, sujetáis la lana, la enrolláis en esa zona y no se moverá. Cuando creé este Yarny se me desenrolló la mano un poco cuando iba por aquí, así que volví a enrollar bajando hasta el brazo, cubrí con lana las partes que quería, lo fijé bien, y volví enrollando otra vez para terminar con la cabeza.

Paso 10: atar cabos sueltos

 

Cuando estéis satisfechos con la forma de Yarny, usad un clip a modo de aguja para remeter el cabo suelto de la lana. No es necesario que quede firmemente fijado, solo hay que esconderlo.

Paso 11: los ojos

 

¡Ya falta poco! Solo nos faltan los ojos. Volveremos a usar el clip para coserlos. Podéis hacerlo de manera caótica para que los ojos no parezcan demasiado perfectos. Procurad darles una bonita forma almendrada. Cuando hayáis acabado, remeted el sobrante igual que habéis hecho con la lana roja.

Paso 12: ¡a vivir aventuras!

 

Ya está, tenéis vuestro propio muñeco Yarny a punto para ir a explorar. No olvidéis enviarnos vuestras imágenes a Twitter, nos encanta ver vuestras creaciones. ¡Si, además, indicáis vuestra ubicación en el tweet (más información aquí), veremos cuántos lugares ha visitado Yarny por el mundo!